Actividad Física » Sepa qué son los desgarros y cómo se tratan

Sepa qué son los desgarros y cómo se tratan

junio 13, 2016

Los desgarros no son exclusivos de los deportistas de elite, sino que puede ocurrirle a cualquiera que practique alguna actividad física, incluidos los “deportistas de fin de semana”. Pero, ¿qué tan grave puede llegar a ser un desgarro? ¿Se puede prevenir?

En palabras simples, el desgarro es una rotura de la fibra muscular, ocasionada por una contracción o un esfuerzo brusco que sobrepasa la resistencia del músculo y lesiona las fibras contráctiles. Esta ruptura provoca sangramiento intramuscular que puede formar un hematoma y moretones en la zona afectada.

El doctor León Raposo, traumatólogo, señala que el riesgo de sufrir este tipo de lesiones es inherente a la práctica deportiva. “Un desgarro es posible a cualquier edad, pero es más probable que se dé en grupos que no tienen una buena condición física, en las personas que practican deporte sólo una vez a la semana y en los mayores de edad”.

Existen otros factores que pueden aumentar la posibilidad de desgarros. Javier López, kinesiólogo, agrega que el sobrepeso y la falta de un tratamiento adecuado después de una lesión, son factores que también se deben considerar en la predisposición a un desgarro.

Tipos de Desgarros

Según Javier López, existen diferentes formas de clasificar un desgarro, pero la más habitual es según la gravedad de la lesión, pudiendo identificar tres grupos: grado 1 o leve, cuando la persona experimenta una molestia ligera y su movilidad puede que no se vea afectada; grado 2 o moderado, cuando hay dolor al tacto, hinchazón y pérdida de movilidad; y grado 3 o grave, cuando al tacto se puede apreciar un defecto o hendidura en el músculo y el dolor y pérdida de movimiento es mayor que en los casos anteriores.

Los expertos comentan que este tipo de lesión se produce generalmente en las extremidades inferiores y, con mayor frecuencia, en la parte posterior del muslo y pierna, músculos que conocemos como isquiotibiales y gemelos.

Los desgarros se pueden identificar por un dolor agudo e intenso, que comienza con la sensación de un pinchazo en la zona afectada, y posteriormente, según la ubicación (músculos más internos o externos) y la magnitud de la rotura, es posible ver un hematoma, producto de la lesión en los vasos sanguíneos.

El doctor Raposo explica que es fundamental evitar ser un deportista sólo de fin de semana, ya que la sobre exigencia de los músculos, luego de que éstos han estado un largo período en reposo, puede aumentar la probabilidad de este tipo de lesiones. “Si no existe la posibilidad de realizar una actividad deportiva a mitad de semana se pueden hacer caminatas para evitar el sedentarismo”, comenta.

¿Qué debo hacer frente a un desgarro?
“Al momento de desgarrarse es importante detener la práctica deportiva de inmediato, aplicar frío en la zona afectada y elevar la extremidad. Luego, la persona debe ir a que un médico la examine”, explica el traumatólogo.

Pero más importantes que las acciones inmediatas, son los cuidados que se tengan después de ocurrida la lesión, ya que el no cumplir con las indicaciones médicas puede provocar daños mayores. “Generalmente los problemas se presentan al no cumplir con el tiempo de recuperación y se vuelve a realizar deporte, sin que el tejido esté completamente cicatrizado. En ese caso es posible que se produzca un desgarro mayor al que ya se tenía”, agrega el doctor Raposo, de Vidaíntegra.

Los especialistas concuerdan que, para ganarle la batalla a los desgarros, es importante tomar medidas preventivas que ayuden a evitar cualquier tipo de limitación física. Dentro de las más importantes está el uso de un calzado adecuado, evitar el aumento de peso, realizar un calentamiento y elongación antes de cualquier actividad deportiva y también después de ejercitar.

“Un punto importante es que todas las actividades físicas tienen que ser graduales. Uno no puede exigirle a su cuerpo si ha estado sentado en una oficina durante toda la semana”, comenta López.

Consejos para Evitar un Desgarro

  • Tener una buena alimentación y evitar sustancias como el tabaco y alcohol, ya que alteran el estado general del organismo y limitan la capacidad física.
  • Dormir las horas suficientes que necesite su cuerpo.
  • Precalentar por lo menos diez minutos antes de realizar cualquier actividad física.
  • Destinar 10 a 15 minutos para elongar los músculos antes y después de la práctica deportiva.
  • Comenzar cualquier actividad física de forma gradual y no sobre exigir el cuerpo.
  • Hidratarse una hora antes de hacer deporte y durante la actividad. De esta manera, ayuda a la oxigenación y circulación del cuerpo.
  • Evitar hacer deportes sólo una vez por semana, ya que el sedentarismo aumenta la probabilidad de lesiones.
  • Preocuparse de tener un equipamiento adecuado, sobre todo del calzado.
  • En el caso de haber sufrido una lesión previa, llevar a cabo las indicaciones médicas y tiempo de recuperación, ya que ésta puede agravarse o generar nuevos desgarros. Recuerde realizar una buena kinesioterapia antes de retomar la actividad deportiva, ya que puede sufrir una recaída.

¿Cuánto tiempo demora la recuperación?
El tiempo aproximado de recuperación de un desgarre muscular varía según la gravedad de éste. En la siguiente tabla se puede observar el tiempo promedio en el que el paciente puede retornar a sus actividades normales.

Grado Tiempo aproximado
Grado 1 o leve Ocho a diez días
Grado 2 o moderado Dos a tres semanas
Grado 3 o grave Más de tres semanas

Comments are closed.