Salud » Pareja y Sexualidad » Síndrome de alienación parental

Síndrome de alienación parental

octubre 21, 2015

CUANDO UN PADRE PONE A SUS HIJOS EN CONTRA DEL OTRO PROGENITOR

Afecta a gran parte de las familias alrededor del mundo. Se trata del conjunto de síntomas que experimentan los niños a partir de la manipulación de uno de sus los padres para obstaculizar su vínculo con el otro progenitor, cuando la pareja está separada. En esta nota, sus orígenes, consecuencias en los niños y consejos para los padres.

Tiene nombre de enfermedad grave y lo es, aunque no afecta ningún órgano vital del cuerpo humano. Es capaz de dejar a los hijos huérfanos de padre o madre, aunque ninguno esté muerto. Si se está divorciando y ha tenido problemas con su pareja por la custodia de sus hijos, seguro ha escuchado hablar del Síndrome de Alienación Parental, más conocido como SAP, que afecta a miles de niños en el mundo a quienes les toca odiar o repudiar a uno de sus papás, porque así lo decidió el otro.

ORIGEN DEL TERMINO

El término fue creado por el profesor de psiquiatría Richard A. Gardner en 1985. En el estudio que realizó en casos de divorcios conflictivos o destructivos, se refirió al conjunto de síntomas que resultan del proceso por el cual un progenitor, mediante distintas estrategias, transforma la conciencia de sus hijos con objeto de impedir, obstaculizar o destruir sus vínculos con el otro progenitor, hasta hacerla contradictoria.

Gardner distingue tres grados de este fenómeno: leve, moderado y agudo, aconsejando diversas formas de actuación para cada uno de ellos y destacando la importancia de distinguir en qué caso se está actuando.

Es característico que los hijos estén involucrados en el proceso de deterioro, hecho que logra provocar el progenitor alienador mediante un mensaje y un programa constituyendo lo que se denomina como “lavado de cerebro”. Los niños que sufren este síndrome desarrollan un odio patológico e injustificado hacia el progenitor alienado que tiene consecuencias devastadoras en el desarrollo físico y psicológico en ellos.

  • Padre alienador: el que hace el “lavado de cerebro” en el niño.
  • Padre alienado: el que sufre las consecuencias de esta manipulación.

CONDUCTAS MANIPULADORAS

Muchas veces los padres emplean diferentes técnicas para perjudicar la relación del niño con el padre no custodio. Entre ellas podemos encontrar:

-Impedir que el otro progenitor ejerza el derecho de convivencia con sus hijos.

-Desvalorizar e insultar al otro padre en presencia de los niños y en ausencia del mismo.

-Ejercer e implicar al entorno familiar propio (abuelos, tíos, entre otros) en el lavado de cerebro de los niños.

-Ridiculizar los sentimientos de afecto de los niños hacia el otro progenitor.

-Premiar las conductas despectivas y de rechazo hacia el otro padre.

-Aterrorizar a los niños con mentiras respecto de la figura del progenitor ausente insinuando o diciendo abiertamente que pretende dañarlos o, incluso, matarlos.

LO QUE PRODUCE LA MANIPULACION

  • Estas manipulaciones van generando en el niño la falsa creencia de que todo lo que cuenta relata el/la progenitor/a alienador/a es efectivamente cierto, por lo que se va creando un sistema de creencias subjetivas denominado co-constructo.
  • El padre alienador no sólo involucra a sus hijos en contra del otro progenitor, sino que busca alianzas alienadoras con profesionales que actuarán durante el proceso judicial en pos de sus reivindicaciones.
  • Los niños se comportarán en consecuencia a los mandatos de este padre, repitiendo la programación de la que fueron objeto y apareciendo ante los ojos del observador externo como una adhesión emocional al alienador y un ataque frontal al progenitor alienado, anteriormente amado por el niño.

CONSECUENCIAS EN LOS NIÑOS

Según algunos expertos los niños que sufren este síndrome padecen perturbaciones y disfunciones debido a que sus propios procesos de razonamiento han sido interrumpidos o coaccionados. De acuerdo a esta teoría, los menores que padezcan esto relacionan sus frustraciones con los pensamientos o recuerdos asociados al progenitor alienado y, por tanto, desarrollarán conforme vayan creciendo una tendencia a proyectar toda su negatividad psicológica sobre la imagen que tienen de tal progenitor, lo que terminará por destruirla y por extensión a la relación.

En este síndrome el progenitor, mediante distintas estrategias, transforma la conciencia de sus hijos con objeto de impedir, obstaculizar o destruir sus vínculos con el otro progenitor, hasta hacerla contradictoria.

CONSEJOS PARA LOS PADRES QUE TIENEN ESTE PROBLEMA

No hay reglas generales para tratar con este fenómeno ya que cada caso es único, pero hay algunas medidas de sentido común que se pueden aplicar, ya sea para aquellos padres que no ven a sus hijos como quienes todavía los ven pero con este problema.

-Trabajar con la idea de que el niño va a acudir al padre alienado en cualquier momento. Idealmente el chico tiene que encontrar que su otra figura paterna lleva a cabo una vida feliz y próspera. Va a querer ver al padre que conocía antes de todo este proceso. No va a querer que le hagan acordar acerca del pasado o de los conflictos entre los progenitores. La primera prioridad es asegurarse no quedar destruido emocionalmente por la situación.

-El padre alienado va a pasar por un periodo de duelo por su hijo. En algunos momentos la sensación va a ser como si el hijo hubiera muerto. Siempre al momento de dormir y al levantarse los pensamientos y sentimientos van a estar centrados en él. Este proceso se va a prolongar hasta que el progenitor se logre desprender de su hijo. La mejor manera de hacerlo es manteniéndose lo más ocupado posible. Ayuda mucho el tener contacto con otros niños como pueden los ser sobrinos. Es muy importante mantener y desarrollar las habilidades como padre.

-Una medida fundamental es discutir abiertamente el problema con toda persona que se acerque a hablar sobre el. Puede resultar sorprendente darse cuenta cuantas personas están pasando por un escenario similar y han aprendido a sobrellevarlo. Esto ayuda mucho a liberar las tensiones internas.

-Participar en organizaciones locales sobre el síndrome ayuda mucho a tomar el control sobre la situación. El peor sentimiento es el desamparo.

-Un paso importante es conocer todo lo posible sobre la situación. Recolectar artículos y comentarios de diarios y revistas ayuda mucho a lidiar con ella. Lo que inicialmente parecía una confusión pronto se convertirá en un patrón predecible que ayudará al propio asesoramiento. Tener un plan permite estar mejor ubicado en todo este fenómeno.

La opinión de la especialista

Licenciada Maria Cristina Beovide, psicóloga

-¿En qué sexo aparecen más casos de SAP?

Mi experiencia deja en claro que este tipo de vínculos aparece con más frecuencia en la relación con la madre (así como la violencia física más con el padre) y que muchas veces pasa inadvertida por que no se ve a la madre como una apropiadora, sino como alguien que adora a sus hijos al punto de no desprenderse de ellos por ningún motivo.

-¿Qué consejos le daría a progenitores que están pasando por él?

Es recomendable abrir un espacio de terapia familiar y, si esto no se puede, hacer la denuncia en Tribunales de Familia. La Ley Penal 24.270 establece una sanción al padre o tercero que obstruya el vínculo con los hijos. 

Comments are closed.