Buenas Noticias » Técnicas para recuperar la juventud de los brazos

Técnicas para recuperar la juventud de los brazos

diciembre 29, 2012

Reducir el consumo de carne, realizar ejercicios para fortalecer tríceps e ingerir suplementos pro colágeno ayudan a evitar la flacidez. Para revertir el mal y decir chaíto sin culpa hay masajes, radiofrecuencia y electroestimulación muscular.

Abrazar en Año Nuevo, aplaudir, saludar con la mano en alto y especialmente el verano que obliga a destaparse, son situaciones que ponen en evidencia la molesta flacidez de los brazos o mal del chaíto. Se trata de un problema que acompleja sobretodo porque revela el paso de los años, tanto como lo pueden hacer las arrugas en el contorno de los ojos o en las manos.

La piel de la parte inferior de los brazos, es decir, la zona del tríceps, tiene tendencia a la flacidez ya que es una de las más delicadas del cuerpo, asegura Francisco Navarrete, kinesiólogo de Pretty Woman Esthetic Center (www.prettywoman.cl). “La membrana que la conecta la piel con el músculo –llamada fascia- es más delgada en esta zona así como en la entrepierna, lo que hace que genere menos fibras de colágeno que unan piel y músculo, favoreciendo que se despeguen”, explica.

El especialista sostiene que el problema se presenta sobre todo a partir de los 45 años o en personas que bajan abruptamente de peso. Sin embargo, la flacidez se puede detener e incluso revertir con cambios en la dieta, ejercicios y tratamientos estéticos que tonifiquen la piel y el músculo.

Menos azúcar y carne

El especialista de Pretty Woman recomienda reducir el consumo de alimentos que afecten la producción de colágeno, pues esta es la proteína que da firmeza a los tejidos de todo el cuerpo, incluida la piel.

“Hasta los 25 años producimos colágeno de excelente calidad, pero después su calidad baja y pasados los 45 años se empieza a destruir, generando arrugas y pliegues en los brazos”, explica.

Como hábito que favorece la firmeza de la piel de los brazos recomienda reducir el consumo de azúcares refinadas, como caramelos, dulces y postres, que debilitan el colágeno existente, provocando su destrucción. También destruyen el colágeno la grasa y carnes rojas, pues ésta última tiene una proteína llamada purina que degrada el colágeno.

En su lugar, Navarrete recomienda carnes blancas como pollo, pavo y pescado, que tienen aminoácidos esenciales que ayudan a las células fibroblastos a generar nuevo colágeno. Lo mismo ayuda el consumo de verduras y frutas con cáscara.

El consumo de cápsulas con colágeno es inútil, pues ésta es una molécula grande para ser absorbida por el cuerpo. En cambio, son de utilidad los suplementos con pro colágeno, que son aminoácidos y vitaminas que ayudan a la formación de fibras de colágeno.

Para evitar la flacidez de la piel, el especialista recomienda que las bajas de peso sean paulatinas, 1 a 2 kilos por mes, para que la piel tenga tiempo suficiente para acomodarse. “Bajas abruptas de peso, como 8 kilos en un mes, no dan tiempo suficiente a la piel para ajustarse a los nuevos volúmenes, por lo que queda sobrante”, advierte.

También es frecuente que mujeres muy bronceadas sufran del mal del chaíto. El especialista recomienda una moderada y protegida exposición solar, pues la energía del sol quema y destruye el colágeno.

Junto con cuidar la piel, es fundamental el desarrollo muscular, pues los tríceps son músculos habitualmente abandonados del ejercicio. El entrenador recomendará ejercicios donde se eleven los brazos y lleven hacia atrás empleando mancuernas, o bien con movimientos de remos utilizando bandas elásticas.

Regreso a brazos juveniles

Si las alas de murciélago ya están presentes en una piel con pliegues y musculatura que se balancea, hoy existen tratamientos que pueden revertir el deterioro. Francisco Navarrete de Pretty Woman Esthetic Center, destaca que se deben realizar de manera combinada para reafirmar la piel y musculatura de los brazos.

Masajes: según la necesidad, se aplica el masaje que puede ser modelante para reacomodar grasa y que sea eliminada por el sistema linfático; drenaje linfático para eliminar el exceso de líquidos y toxinas; o reafirmante con técnicas de tracción para estimular la calidad del colágeno en la piel.

Radiofrecuencia tripolar: mediante calor estimula a las células fibroblastos para que produzcan colágeno nuevo para reafirmar la piel. También estimula la formación de elastina para que la piel con pliegues se recoja, logrando un aspecto liso.

Además, la radiofrecuencia utiliza como conductor del calor una crema con principios activos antioxidantes como la murtilla y centella asiática, que combate los radicales libres para evitar que continúe la destrucción del colágeno de la piel.

Ondas rusas con electroestimulación: emite ondas eléctricas que contraen y relajan el músculo. Es como si el brazo estuviera fortaleciendo sus tríceps con ejercicios de mancuernas y bandas elásticas. El fortalecimiento de la musculatura también ayudará a engrosar la fascia y enviar más fibras de colágeno hacia la piel y el músculo, lo que fortalece su unión.

Vendas frías: el frío busca producir contracción elástica de la piel, reafirmándola. También motiva al cuerpo a generar calor, utilizando la grasa de la piel.

Yesoterapia: también elaborada a base de murtilla con efecto antioxidante y que ayuda a reafirmar.

Comments are closed.