Un potente antioxidante natural para prevenir el envejecimiento de la piel

junio 18, 2011
manos + cofee
  • Arrugas, líneas de expresión y manchas prematuras son signos de daños en la salud de la piel. La prevención y el tratamiento desde el punto de vista médico es fundamental para enfrentar el problema.

  • Elementos naturales como los antioxidantes se convierten en verdaderas barreras protectoras que ayudan a retrasar este inevitable proceso. Y entre éstos, el Coffeeberry se está convirtiendo en la estrella de las sustancias “anti-edad”.

Coffeeberry es el nombre del antioxidante del momento. Mucho se ha hablado del impacto de estos elementos para mantener la juventud de la piel, pero estudios recientes han demostrado que éste es muy potente a la hora de proteger la piel de los daños que producen esas poco agraciadas patas de gallo, arrugas y manchas. “El CoffeeBerry es un extracto del fruto de la planta de café arábica, que contiene los principios antioxidantes polifenólicos que tienen la capacidad de contrarrestar el efecto de los radicales libres en la piel. La capacidad antioxidante de este compuesto es comparativamente mayor a los tradicionales”, señala la destacada dermatóloga, Cecilia Orlandi.

Para los médicos los mejores aliados en la salud de la piel son los antioxidantes. Se trata de sustancias naturales que neutralizan los radicales libres, ayudando de esta manera a revertir el envejecimiento prematuro y a prevenir un sinnúmero de enfermedades crónicas y degenerativas.

Hoy el enfoque de los dermatólogos y médicos estéticos está en la prevención y en  enfrentar el envejecimiento prematuro como un problema de salud. En este contexto, la prevención y tratamiento basado en el mejoramiento de la piel gana cada vez más adeptos entre pacientes y tratantes. Ya no se trata de un tema estético, sino de la salud de la persona que se expresa a través de la piel. “Este tipo de cremas se usan dos veces al día, siendo esencial que se combinen con un buen fotoprotector. Los tratamientos deben ser mantenidos en el tiempo para que puedan verse los efectos. En general, se pueden cuantificar los beneficios de los tratamientos antienvejecimiento después de tres meses de uso”, enfatiza Orlandi.

A diferencia de otros productos cosméticos y tratamientos que se ofrecen en el mercado, los antioxidantes apuntan a mejorar la estructura de la piel y los daños producto del sol, cigarro, contaminación, entre otros.

Un potente anti-edad

Uno de los productos naturales antioxidantes de mayor eficacia comprobada en el combate al envejecimiento cutáneo es el Coffeeberry, cuyo aspecto es similar a una cereza de color brillante.

Se trata de un derivado del fruto de la planta del café (coffee arabica), de la que proviene el grano de café. Durante el proceso de cosecha, específicamente en la etapa previa a la maduración, la fruta contiene antioxidantes en su concentración máxima. De ahí se obtiene el extracto, que es considerado por los especialistas uno de los más potentes rejuvenecedores de la piel.

El Coffeeberry posee una alta concentración de antioxidantes llamados polifenoles. Sus beneficios nutricionales ayudan a prevenir el daño que se produce a partir de los radicales libres y el estrés oxidativo, dos de las causas de envejecimiento de la piel.

Los polifenoles que contiene son importantes para la dieta, y un ingrediente que se puede encontrar en muchas frutas, hortalizas, granos, té verde, té negro, café y frijoles.

Sus principales atributos son el mejoramiento de la apariencia de arrugas finas y líneas de expresión, también de la pigmentación de la piel, y su poder de intervenir contra el daño adicional ocasionado por factores ambientales.

Hoy Coffeeberry está en la línea Revaléskin, productos dermatológicos para el cuidado de la piel que mejoran la salud, previenen y tratan los efectos del envejecimiento natural de ésta, y su principal atributo es que incorporan este antioxidante, convirtiéndose así en la única línea de tratamiento dermatológico que lo contiene.  Otra vez la naturaleza nos da una clave para engañar el paso del tiempo… aunque sea por un ratito.