Salud » Salud Alternativa » Visualización para liberarse de las preocupaciones

Visualización para liberarse de las preocupaciones

julio 3, 2015

Pinky Zuberbuhler. Nutricionista, profesora de yoga y meditación.

Cómo realizar el ejercicio

  • Busque un lugar tranquilo, cierre la puerta de la habitación y encienda una luz tenue. También puede prender una vela o un hornito con esencias ricas y sedantes (manzanilla, lavanda o tilo). No puede faltar música tranquila de fondo. Apague el celular y desenchufe el teléfono de línea. Ubíquese en un lugar cómodo y silencioso.
  • Siéntese con la espalda derecha (no rígida), sobre una silla. Los brazos simétricos al costado del cuerpo. Cierre los ojos y comience a sentir su cuerpo, sienta que lo abraza y empiece a relajarse. De a poco, la frente se alisa, los ojos se achinan, los pómulos se aflojan, la mandíbula se relaja, y la lengua descansa apoyada en el paladar.
  • Sienta el aire que entra por su nariz y se pierde adentro de su cuerpo. Exhale, y con cada exhalación suelte preocupaciones, pensamientos que vayan surgiendo, y no haga más que eso. Busque quedarse en un lugar de calma en su interior, y soltar todo lo que vaya apareciendo y tenga que ver con el afuera; sin juzgar, sin pelear contra los pensamientos. Sólo déjelos pasar.
  • Trate de quedarse en el fondo de su ser donde haya paz, calma, deje las olas en la superficie. Siga relajando el cuello, la nuca, y ponga atención a los músculos de su espalda. Si hay dolor o contractura, trate de aflojarla, de observar cada molestia y relajarla. Sienta sus brazos cómo cuelgan al costado del cuerpo. Afloje su panza, sus piernas. Sienta el apoyo de su cola y de la espalda en la silla.

Libérese de pensamientos

  • Note cómo la gravedad empuja su cuerpo hacia abajo. Sienta el contacto con el piso. Entregue su cuerpo a la silla que lo sostiene y observe su mundo interior. Éste puede estar cargado de pensamientos. Por eso va a inhalar, llenarse oxígeno y aire nuevo, y de nuevas posibilidades. Y con cada exhalación va a empezar a vaciarse.

Imagine nubes de preocupaciones que se alejan

  • Imagine que cada pensamiento es una nube. Al principio salen nubes más densas y grises. Entonces va soltando tensiones, preocupaciones, cosas por hacer…y cada una de ellas se aleja en una nube. Poco a poco las nubes se van alejando…sólo va quedando alguna nubecita blanca en el cielo azul. El cielo comienza a abrirse, cada vez hay más espacio. Cada vez hay más cielo azul.

Final del ejercicio

  • El sol brilla más fuerte, lo baña con su luz. Sienta esa tibieza que lo abraza, lo calma, lo llena de paz y de vida. Disfrute de este sentimiento que nace de adentro hacia afuera. Sienta esa paz que es su esencia. Viva el silencio, disfrútelo todo el tiempo que quiera. Escuche la música. Deje que todo sea, acepte todo lo que es. Logre apreciar lo que es y luego despacio, comience a sentir su cuerpo, a moverlo lentamente. Y muy despacio abra los ojos.

Comments are closed.