Salud » Salud Alternativa » Yoga para liberar las tensiones del  cuello

Yoga para liberar las tensiones del  cuello

marzo 11, 2015

El cuello y los hombros son vulnerables a la acumulación de tensión, esta simple secuencia ayuda a eliminar la tensión del sistema nervioso y muscular.

  • Postura 1: Parados con los pies paralelos separados al ancho de la cadera, realizamos unas respiraciones nasales, sin controlar, observando este acto rítmico de expansión y contracción. En la próxima  exhalación dejamos que la cabeza descienda y lleve el tronco a que se flexione hacia adelante desde la cadera, rodillas estiradas, relajando la cabeza hacia el suelo, la mirada hacia el ombligo,  los brazos a los costados del cuerpo. Realizamos unas inhalaciones y exhalaciones en esa postura.
  • Postura2: Desde la postura anterior apoyamos las manos en el piso y caminamos hacia adelante flexionando las rodillas hasta apoyarlas en el suelo (postura del gato contento -gato enojado) inhalamos arqueando la espalda llevando levemente la cabeza hacia atrás (de ser necesario abrir la boca para no violentar cervicales) y al exhalar llevamos la cabeza hacia adentro curvando la espalda. Repetimos 5 veces.
  • Postura3: Nos acostamos boca arriba, sintiendo cómo la respiración y los puntos de apoyo de la espalda se hacen concientes, juntamos las piernas que están estiradas, deslizamos las manos debajo de los muslos, con las palmas hacia abajo y los dedos hacia las rodillas. Inhalando elevamos el tronco y colocamos los antebrazos y codos por detrás de la espalda para que nos sostengan en la postura, presionando los codos contra el suelo, inhalamos elevamos el pecho, extendiendo el cuello hacia atrás depositando la tapa de la cabeza ( parte superior) sobre el suelo, la extensión del cuello es hasta donde llegamos hoy (no violentamos el cuerpo). No contenemos la entrada y salida de aire, desde el abdomen hasta las clavículas el aire fluye en la postura por nuestro cuerpo, mantenemos las piernas juntas, el peso del cuerpo descansa sobre codos –antebrazos y manos, observamos de no generar tensión en las piernas y pies.
  • Desarmado de la postura (del pez) levantamos ligeramente la cabeza, exhalando desciende lentamente la espalda, llevamos las manos entrelazadas por detrás de la cabeza, con los antebrazos contra las orejas, al exhalar levantamos la barbilla hacia el pecho, estirando la zona cervical, realizamos una respiración en la postura y en la próxima inhalación dejamos que descienda la cabeza, nos quedamos boca arriba con todas las articulaciones estiradas. Llevamos la cabeza hacia la derecha e izquierda un par de veces, dejando que role por el piso hacia ambos lados. Hacer una relajación final.

Beneficios de esta serie: Apertura de pecho, lo que genera alivio físico en los pulmones, mejora de la circulación sanguínea de las partes superiores del cuerpo, estira y relaja toda la columna vertebral, produce un efecto tranquilizante sobre el sistema nervioso.

Contraindicada esta serie: Ulcera péptica, hernia y dolencias importantes de la columna vertebral.

Sugiero: Una actitud de apertura hacia la vida.

Comments are closed.